Bar Bergara

Bar Bergara

¡Hola Candy Coolers!

No son precisamente pocas las ocasiones que os hemos transmitido nuestro amor por la comida. Imagino que haber nacido en Donosti y en el seno de una familia en el que la comida es, casi, nuestra religión tiene gran parte de “culpa”.

También os hemos comentado que todo nos viene bien. Que nos encanta irnos de sidrería o comer todas las delicias tradicionales (véase un buen pescado o txuleta a la parrilla) de nuestra tierra, como experimentar y probar sabores y texturas nuevas en los muchos restaurantes dedicados a la “nouvelle cuisine”, que tan internacionalmente conocida están haciendo nuestra comarca.

Pero si hay algo que nos diferencia y atrae a nuestras calles a gran parte del mundo son los pintxos. Ese es nuestro verdadero punto fuerte. Lo que tan orgulloso nos hace sentirnos de nuestra cocina y que tantos imitan e incluso se atreven a hacer de menos. Pero a nosotros nos da igual. Nosotros sabemos que cualquier comida que se precie empieza con “un poteo” y que siempre irá acompañado de un pintxito. Esta pequeña delicia está llena de tradición y pocos son los bares que verdaderamente la mantienen. Hoy en días es muy difícil encontrar locales donde se conserven la esencia del bar de pintxos tradicional y que su barra realmente represente nuestros colores, nuestros gustos y, sobretodo, nuestra manera de ser.

Y por eso, hoy que tanto os hablamos de “tradición”, solo podemos dedicar este post a un bar que desde hace décadas lleva alegrando el exquisito estómago de, especialmente, varias generaciones de vecinos del barrio de Gros y también los de personas de varios rincones del mundo. Porque hablar de este bar es hablar de calidad, sabor e ilusión.

Por supuesto no podíamos hablar de otro sitio sino del BERGARA. Allí se recoge todo de lo que comentábamos más arriba, ya que han sabido combinar la barra más tradicional, en la cual no puede faltar la ensaladilla rusa, huevo relleno o pintxo donostiarra, con otros calientes, y no tan habituales que, además de ser algunos de los mejores pintxos de la ciudad, también los consideramos como parte de nuestro patrimonio. Evidentemente hablamos de su mítica Txalupa, Itxaso o Fideuá, que tantos reconocimientos nacionales e internacionales han recibido.

Cada vez es más frecuente ver caras conocidas degustando sus deliciosos pintxos.  Se sorprenden cuando el simpático Monty les da un plato y comenta que allí lo que se lleva es el “self-service”. Y por supuesto, ¡Los turistas alucinan! ¿Pero cómo no iban a hacerlo? El Bergara es de los lugares dónde te atiende gente auténtica, divertida y, además, tú disfrutas de una calidad y sabores en los que se aprecia el amor y mimo con el que cocinan. ¡Una auténtica especie en extinción!

De verdad que, si todavía no conocéis este sitio, ¡Ya os estáis acercando! (Volverán a abrir el 4 de abril con las pilas cargaditas).


Síguenos:

Instagram

Facebook


7 comentarios sobre “Bar Bergara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *